Web de Rafael Moreno Rojas

Nutriplato 5.1

Esta vacaciones navideñas han sido muy productivas para mí, pues una vieja aspiración y solicitud de mis colaboradores, ha visto la luz: Nutriplato 5.1.

Nutriplato, fue el nombre que le di a la base de datos de composición de alimentos, que empecé a confeccionar ya en el año 1992 para las prácticas de mis alumnos de CyTA de Dietética y Nutrición, aunque realmente por aquella fecha no tenía ni nombre y no era más que una colección de datos de composición alimentaria, tanto propios, como de las principales tablas de alimentos de la época.

En el año 1995 me concedieron un proyecto nacional , para entre otras cuestiones «la confección de bases de datos europeas de alta calidad y compatibilidad». Al solicitarlo tuve que explicar a los evaluadores del ministerio que era «www», pues las siglas se habían empezado a usar en 1991, pero en 1993 solo tenía 100 webs registradas.

La base de datos creada con datos propios sobre composición mineral y principios inmediatos de lácteos y quesos, era la única base de datos española de alimentos en Internet, con acceso gratuito hasta 2010 y que por ejemplo incluía los códigos Langual. No era Nutriplato, aunque éste, en 1996 contaba con más de 1000 alimentos y 35 componentes y se desarrollaba desde la versión 1 en Access y que en este soporte llegó hasta la 4.

Pero los continuos cambios entre versiones que Microsoft producía en Access y la falta de compatibilidad entre ellas, me obligó a dos resoluciones sobre el año 2010, la primera abandonar Access para sustituirla por Excel, mucho más versátil y compatible entre versiones. La segunda, embarcarme en Nutriplato 2.0 web. Aunque parezca extraño el salto hacia atrás de versiones (en Access íbamos por la versión 4.0), pero realmente el 2.0 de la versión web, obedecía a una nueva tendencia en la época que era la de páginas web interactivas (2.0) o personalizables por el usuario.
Esa versión de Nutriplato web, sigue operativa, aunque un poco descuidada, pues su mantenimiento requiere un coste y el cambio de informáticos en la empresa que lo alberga, también lo ha dificultado.

La versión Excel prácticamente se estancó y entre 2010 y 2013 que solo evolucionó en depuración de nutrientes, incremento de alimentos y alguna funcionalidad añadida. Sin embargo, desde esa época con las versiones 4.7 y 4.8 tuvo su mayor empleo tanto en prácticas de clase, como en apoyo a investigaciones y tesis doctorales, que con algunas adaptaciones, permitieron evaluar la alimentación de niños, jóvenes, o mayores, tanto en España, como en Perú o Ecuador. Todo ello, con la continua queja de los usuarios, de lo incómoda que era la elección de alimentos para confeccionar un plato, una encuesta o una dieta.

El sistema era ir eligiendo en un desplegable de más de 2000 alimentos, para buscar el necesario. Solo permitía desplazarse por ellos y finalmente seleccionar.

Pero al inicio de las vacaciones, al tener que usar yo mi propia herramienta, para un cálculo nutricional, de unas recetas que me había comprometido hacer, vi claro que era imprescindible hacerla evolucionar y el resultado es el nuevo Nutriplato en su versión 5.

La primera novedad es la simplificación. Hasta ahora había que ir buscando entre pestañas, para encontrar donde estaba la que íbamos a usar. En la nueva versión al abrir el fichero, solo encontramos una pestaña activa: El menú de Inicio

Pulsando sobre los botones, podemos acceder a la mayoría de las 24 pestañas que permanecen ocultas y que tras usarlas, podemos volver a ocultar, para que no nos distraigan. Obviamente, en cada pestaña tenemos un botón Volver con el que se cierra la pestaña y nos dirige de nuevo al menú Inicio.

Dispone también de una pestaña de Ayuda, en la que se explica el funcionamiento de cada apartado.

Pero lógicamente, la mayor funcionalidad se ha conseguido con los sistemas de búsqueda de alimentos en los diferentes apartados, que permite ir escribiendo y nos ofrece los alimentos que coinciden.

La velocidad de búsqueda es muy superior a las versiones anteriores, pero además, la interactividad también lo es, pues en tiempo real nos ofrece gráficos que nos muestran el aporte nutricional.

Pero vayamos por partes:

¿Qué mejoras tiene Nutriplato 5.1 respecto a la última versión circulante 4.9?

En primer lugar, ya hemos comentado una interfaz con el usuario más amigable. En segundo término la base de datos ha sido actualizada y en esta versión cuenta con 925 alimentos de BEDCA, que es la base de datos de alimentos en español, que cumple todos los estándares europeos EUROFIR. Me comprometí hace tiempo, a que conforme fuera aumentando en alimentos BEDCA, estos irían sustituyendo a los de Nutriplato y así lo estoy haciendo. En la versión 5.1 cuenta en total con 2540 alimentos (en la opción para España) a los que hay que sumar más de 100 alimentos específicos peruanos y otros tanto ecuatorianos que modularmente se le pueden añadir.

A esta base de datos de nutrientes en alimentos, actualizada y mejorada, se suman las tablas habituales en versiones anteriores: de ingestas recomendadas por grupos poblacionales (FESNAD); de pérdida de nutrientes por acción del calor (basadas en USDA y EURFIR); y la opción de distribución de nutrientes en las diferentes tomas del día (desayuno, entre horas, almuerzo, merienda y cena) según nuestras investigaciones publicadas (Moreno-Rojas y col. Nutr Hosp 2015).

Incorpora la función de cálculo de recetas, pero en esta ocasión más versátil a la hora de introducir los alimentos, como hemos dicho, y sobre todo más eficaz, pues se puede definir dos tipos diferentes de tratamiento térmico, uno que afecta a todos los alimentos que componen el plato y otro individualizado por ingredientes (porque no todos los ingredientes se les suele dar el mismo tratamiento). Además, calcula automáticamente la pérdidas evaporativas, a partir del peso en crudo (suma de ingredientes) y cocinado.
Si le indicamos un prototipo de comensal, también nos ofrece gráficas en tiempo real del aporte a la ingesta/toma de alimento.

¡Qué se puede exportar en una hoja a PDF!:

Por supuesto, manteniendo las funciones de: incorporar el plato creado a la base de datos, la elaboración de una ficha de etiquetado nutricional y mantener una auditoría de todos los platos creados, con todos sus ingredientes.

Pero por no aburrirles, no seguiré describiendo el resto de funcionalidades que incluye la posibilidad de hacer una encuesta de recordatorio de 24h; elaborar una dieta para un día completo, o para tomas concretas del día (con apoyo gráfico y de tablas de los aportes a la ingesta); y la más novedosa de diseñar nuestra propia encuesta de frecuencia de consumo, para lo cual contamos con ayudas como filtros por grupos de alimentos, ordenación por contenido de un nutriente, definir temporalidad y unidades de consumo, etc.

En definitiva, nueva versión 5.1 que además de hacer referencia a una sucesión lógica de versiones, es un acrónimo de 5 en 1: tablas / recetas / R24h / frecuencia / dieta –> en un solo Excel.

Ahora toca la fase de «desconeje» o como se conoce en inglés «debuging», es decir, la fase de localizar gazapos y hacer que funcione todo como se espera (ya lo hace, pero siempre puede fallar algo). Para ello contaré con mis alumnos y colaboradores habituales. Posiblemente también tenga que hacer una «descuartización», pues al ser tanto código, tantas herramientas operativas, consume muchos recursos que puede que en ordenadores poco potentes no sea muy ágil. Por tanto, es posible que genere versiones más ligeras para usos más concretos.

¡¡¡Queda tarea para el 2019 !!!

Por cierto, podéis encontrar el nombre de «Nutriplato» en una acción de Nestle, con quien llegamos a un acuerdo de uso del mismo nombre para ambos, pues yo lo venía usando en actividades públicas, pero no lo había registrado y ellos ya habían iniciado campaña con el nombre.

Etiquetado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Resuelva esta fácil operación para enviar * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir a la barra de herramientas